Desde fuera, ¿las cosas se ven mejor?

Andreas Schleicher, el director del informe PISA, está de visita en España. No le conozco, ni he tenido ocasión de escucharle, pero por lo que he leído en un par de entrevistas me parece que tiene una idea muy clara de los problemas de fondo de nuestro sistema educativo. En El País, el día 2 de febrero: “En España se sigue pensando que hay que tratar a cada alumno, cada escuela, cada profesor de la misma forma y que eso es equidad.” Y ya sobre el problema específico de la enseñanza de las matemáticas, hoy 4 de febrero: Dice el artículo,

A Schleicher le pasma el hecho de que en España se enseñen las mismas matemáticas que aprendió en su infancia. Un “enunciado complicado para una única y rápida solución”. Por eso recomienda tomar como referente los países asiáticos –a la cabeza en cálculo- donde se enseña los números de una “manera conceptual y profunda”, que permite distintas soluciones y obliga a reflexionar un tiempo antes de responder.

Además, Schleicher recomienda fomentar la autoestima de los alumnos. “En España un alumno dice que no le gustan las Matemáticas, que se le dan mal, que es un talento que se hereda o que lo explica mal el profesor”, comenta. “Mientras que un japonés siempre te diría que con su esfuerzo y la ayuda del profesor va a ser capaz de resolver los problemas”, razona.

¿No podríamos nombrarle asesor del Ministerio de Educación?

Prometo volver pronto con una entrada propia. Cada año que pasa el mes de enero es un poco más complicado …

Anuncios

12 pensamientos en “Desde fuera, ¿las cosas se ven mejor?

  1. Reconozco que tengo tendencia a analizar hasta el último detalle de lo que dicen estos de la OCDE, pues sinceramente no me creo que sean trigo limpio. En este caso veo varios problemas en lo que dice este físico declarado gurú de la educación por la OCDE:
    -Un “enunciado complicado para una única y rápida solución”- ¿En qué se basa para hacer esa afirmación? Más bien yo veo que los enunciados suelen ser sencillos, más complicados son los de PISA, para acabar obteniendo una sola solución, para más inri con maquinaria matemática de Primaria. Si algo aprecio al comparar los curricula de distintos países con el español seguramente tenga que ver con el nivel de sofisticación al que se espera que lleguen alumnos en la middle school (p.ej., el concepto de función aparece a veces tan pronto como en el tercer ciclo de primaria, los polinomios y ecuaciones en 1º de E.S.O., si no en primaria, etc, etc)
    -Por eso recomienda tomar como referente los países asiáticos –a la cabeza en cálculo- donde se enseña los números de una “manera conceptual y profunda”- La parte acotada es de una estupidez tan grande que solo puede ser achacable al periodista.
    -Schleicher recomienda fomentar la autoestima de los alumnos- ¿Alguna idea? Si no resulta tan útil como los deseos de paz en el mundo de las misses. Voy a aportar mi granito de arena: Yo creo que deberíamos hacer que los estudiantes aprendiesen mejor Matemáticas.
    Y acabo el tocho vaticinando que eso que dice Schleicher sobre la equidad va a servir a la administración para sujetar la financiación de los centros a resultados en pruebas externas (hasta el momento las de Galicia son un desastre). Estoy convencido.

    • Bueno, parece que en estos temas no coincidimos del todo, pero me encanta el debate! Eso sí, para hacerlo posible tendrías que escribir un comentario separado para cada idea. Te contesto aquí a las últimas, que son las que tengo más claras:
      – sobre la equidad: me parece muy claro que tiene toda la razón. Que eso se vaya a usar bien o mal es otra historia, pero en el tema de la atención a la diversidad brilla como en ningún otro aspecto eso tan español de poner las cosas en el papel, y olvidarlas en la realidad. Se hacía algo de refuerzo (menos del necesario, seguro), y encima la crisis se lo ha llevado por delante. ¿Qué se hace para prestar algo de atención a los mejores alumnos? ¿Tendrá esto algo que ver para que tengamos menos estudiantes excelentes que nadie, en PISA y test similares?
      – también me parece que tiene toda la razón cuando habla de la actitud tipo de un alumno español que tiene dificultad con las matemáticas. Pero eso creo que tiene más que ver con nuestra forma de ser que con la enseñanza de las matemáticas. No brillamos precisamente por nuestro entusiasmo ante la responsabilidad individual.
      – por supuesto, de acuerdo en que la mejor forma de mejorar la autoestima es que los estudiantes aprendan mejor matemáticas. ¿Alguna idea? Porque me temo que no podemos esperar que los nuevos currículos vayan a ayudar …

    • Muchas gracias por el enlace, muy interesante. La verdad, no conozco casi nada del sistema educativo de Singapur, en el sentido en el que habla el artículo. Lo único que creo que sí conozco ya un poco es la metodología con la que enseñan matemáticas. Y me gusta mucho, sigo diciéndolo. Es verdad que no es perfecta, y que añadir unas gotas de actividades más creativas o de descubrimiento lo podría mejorar, pero ya me gustaría que nos moviéramos en su dirección. Hablar sobre problemas genéricos puede dar lugar a confusiones. Por ejemplo, “teaching to the test” nunca va a ser lo ideal, desde luego. Pero, ¿qué pasa si esos exámenes están realmente bien diseñados, como me parece que lo están las pruebas externas de las que hablé en esta entrada https://masideas-menoscuentas.com/2013/12/19/un-ejemplo-de-pruebas-externas/ ?

  2. Estoy muy de acuerdo con usted. Sería interesante saber si alguna editorial en España ha pensado en publicar libros de texto con una metodología similar a la que se emplea en singapur.

    • Pues no de momento, y lo he intentado. Dicen que son “demasiado distintos” (y supongo que algo de razón tienen). No me resigno: para el curso que viene, de una forma u otra, habrá algún material para 1º de primaria …

  3. Enhorabuena por su artículo en Nadaesgratis. Quería preguntarle a qué se refiere con “cálculo mental”. ¿a las técnicas del ábaco, por ejemplo, o a algo distinto?
    Gracias por las respuestas a mis preguntas anteriores. En cuanto al material, no se ha planteado, si sigue encontrándose las puertas cerradas, ir colgando un material en internet para descarga previo pago/donación? Seríamos muchos los que se lo agradeceríamos.

  4. La próxima entrada será justo sobre cálculo mental, y estará lista en uno o dos días.
    Sobre el material: lo más dificil es sacar el tiempo para la elaboración. Pero creo que sí, que al menos 1º de Primaria estará listo para el verano. También un tema de una próxima entrada …

    • Pues me interesa mucho el tema del libro de Zvonkin. Cuando lo abrí enseguida me pareció muy interesante, pero no lo he trabajado “con niños de verdad”. Me atrevería a pedirle que, desde luego sin prisa, y en el formato de dos líneas o una entrada un poco más larga, que compartiera su experiencia con el libro (¿como padre, maestro, con un grupo de niños, con uno solo? ¿Qué actividades han funcionado mejor? Creo que puede ser también muy intesante para los lectores.

  5. Hola Pedro: el libro me impactó mucho a nivel intelectual, como lectura – por su calidad intrínseca – y porque abría un abanico de posibilidades para la educación en el hogar que me resultaba muy interesante. Yo no soy maestro ni profesor y además mi formación es de letras, por lo cual todo el mundo matemático no deja de ser algo lejano y misterioso. No he trabajado el libro con mis hijos de forma sistemática ni he creado, por así decirlo, ningún club matemático, sino que simplemente he empleado algunos de los problemas que sugiere Zvonkin con mi hija mayor, que tenía 4 años cuando empecé con el libro y ahora ha cumplido los cinco. Mi premisa era básicamente la siguiente: al igual que PISA – y el sentido común – subraya la importancia de la lectura familiar (padre-hijo) a edades tempranas; Zvonkin me hizo pensar que el plantear problemas matemáticos podía ejercer una función similar. Durante el verano lo trabajamos con cierta regularidad, mientras que en invierno, los horarios de trabajo lo complican mucho más.
    Problemas que trabajé con éxito:
    – Muy abundantemente fichas de clasificación – el ejemplo clásico de zvonkin es separar dos grupos con reloj digital, reloj de pared, reloj de pulsera, vaqueros y camisa.
    – Tangrams (para la cual me inspiré en algunos cuentos que compré en EE.UU) y pentomimos (tres o cuatro piezas, creo recordar para formar los rectángulos).
    – Fichas para marcar simetría/no simetría que obtuve en algunos blogs rusos inspirados en zvonkin.
    – Un problema que tuvo bastante éxito – y que llevó tres días solucionar – fue el de sentar a cenar a un grupo de princesas con príncipes. A cada princesa había que sentarla con dos príncipes, uno a cada lado. Le llevo tres días descubrir que en línea recta no lograría solucionarlo, sino que necesitaba ordenarlos en círculo.
    – Detección de rectángulos y otras figuras geométricas en la habitación, los muebles de la casa, etc.
    – Lo que llamábamos máquina de funciones: entra una cosa y sale otra. Yo se lo expliqué – no sé si bien o no – con el lavavajillas, entran platos sucios y salen platos limpios.
    – Intenté jugar a SET junior con muy escaso éxito
    Seguro que hicimos más cosas, pero ahora no las recuerdo bien.
    Personalmente lo que más me costó fue el no intervenir en los problemas, aunque sólo fuera planteando preguntas y orientando el pensamiento.
    Mi opinión es que se trata de una herramienta muy potente que seguramente funcione aún mejor si se hace grupal (3 o 4 niños, intercambiando ideas), pero al mismo tiempo creo que el nivel del círculo de Zvonkin era bastante alto, señal de que quizás no sean representantivos. No en vano, él era profesor universitario de matemáticas y el resto de niños hijos de amigos del mismo entorno académico (biología, arquitectura creo recordar, etc)

    • Muchas gracias por la información, muy interesante. Y me reafirmo: si algún día le apetece escribir estas impresiones con un poco más de calma, me parece que serían una entrada invitada del mayor interés. Por mi parte, a ver si consigo para el curso próximo que los futuros maestros de infantil entren en contacto con el libro.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s